¿Podemos tener alergia a la ropa?
¿Podemos tener alergia a la ropa?

Seguro que en alguna ocasión te has sorprendido en la piel irritaciones o reacciones sin saber muy bien a qué se debía. El contacto de la ropa y determinados tejidos con la piel pueden, efectivamente, provocar alergias o intolerancias bastantes molestas.  

Los textiles de la ropa están constituidos por fibras de distintos tipos como algodón, lino, lana, nylon o poliéster. La ropa, en general, no da problemas de alergia sin embargo algunas personas padecen intolerancia a ciertos compuestos. 

¿Entonces, se puede tener alergia a la ropa?



Está claro que en la fabricación de la ropa que llevamos a diario se utilizan muchos tintes y compuestos químicos de los que quedan residuos en las prendas. 

Las sustancias más frecuentes de los textiles  capaces de inducir eccema alérgico por contacto  incluyen sustancias empleadas en el apresto de la ropa como  el formaldehído y los componentes de colorantes como para el tinte negro (para- fenilendiamina) que ocasiona reacciones cruzadas con el naranja y el rojo y el color azul marino es capaz también de inducir alergia por contacto.

 

 

Así, la dermatitis de contacto textil es una alergia infrecuente aunque hace pocos años se produjo una alerta social derivada del uso de un conservante denominado dimetilfumarato que impregnaba los productos que llegaban de China y podía ocasionar una reacción alérgica grave. El componente, familiar para el público al presentarse en pequeñas bolsitas antihumedad, se prohibió en la Unión Europea y ocasionó entonces la retirada de miles de productos.

¿Qué puedes hacer?


En cualquiera de los casos, es siempre recomendable lavar la ropa antes del primer uso, sobre todo en las ropas para niños pequeños. También es importante ese lavado inicial porque para almacenar la ropa también se introducen bolsitas secantes, como hemos comentado, que llevan sustancias irritantes para la piel.

También hay productos que usamos a diario en nuestros hogares y que no reparamos que son el causante de muchos efectos que se producen en nuestra piel. Los detergentes que utilizamos en nuestras lavadoras son un claro ejemplo. Además de las afecciones que provocan en la piel, producen grandes consecuencias en la contaminación de las aguas.

Ya lo comentábamos en un post anterior, lavar ropa sin detergentes es una solución importante para evitar la dermatitis atópica. Se trata de  una enfermedad de la piel cuyas características principales son la sequedad, descamación, irritación, enrojecimiento, inflamación y picores. Es una enfermedad crónica muchas veces provocada por sustancias como las que ponemos en nuestras lavadoras.

Los casos diagnosticados de esta enfermedad aumentan cada año, de hecho en determinados lugares del mundo se ha doblado y triplicado la incidencia con respecto a hace unos años. Lavar ropa con oxígeno activo es la solución que está viniendo a paliar estos problemas. Los beneficios que supone el uso del sistema de limpieza como EcoFrog afectan tanto al ahorro, como a la salud y al medio ambiente.

Por lo tanto, usar en exceso detergentes y suavizantes hace que queden restos en los tejidos de la ropa de manera que cuando la utilizan personas sensibles a estos compuestos esos residuos reaccionan con el sudor y pueden agredir la dermis, causando urticarias, irritaciones o incluso eccemas.

El tratamiento de los síntomas se realiza con antihistamínicos y corticoides y sólo puedes evitarlo quitando el contacto de lo que nos hace daño. Aunque no es un problema que ponga en riesgo la vida sí puede alterar la calidad de vida de quien lo sufre y ocasionar eccemas reducidos o extensos localizados en las zonas donde toca la ropa como axilas o muslos.

Lava también la ropa de temporada que lleva guardada tiempo en los armarios. Sécala bien porque acumula polvo, ácaros, hongos o moho que originan dermatitis de contacto.

 

 


Comenta esta consulta
Entrada anterior

Ecofrog

EcoFrog nace como la solución ecosostenible en el lavado de su ropa que permite ahorrar en agua, mejorar el medio ambiente y evitar la utilización de productos químicos.

Contacto