Ningún lugar está a salvo de los plásticos
Ningún lugar está a salvo de los plásticos

Existe una isla en el Pacífico Sur llamada la isla de Henderson. Es remota, bella y está deshabitada. Los humanos más próximos se encuentran a unos 5000 kilómetros y hasta hace unos años era lo que podríamos decir una isla "paradisiaca". 

Bien, pues hoy es casi un cementerio de plástico y basura que llega de todas las partes del planeta a través de corrientes marinas. Es curioso, porque  se ha convertido en " la mayor densidad de desechos antropogénicos registrados en cualquier parte del mundo, con 99,8 por ciento del plástico contaminante". Y estos datos se han obtenido de una investigación desarrollada por por Jennifer Lavers, una de las autoras del estudio donde además se estimó que existen aproximadamente 38 millones de piezas de plástico en la isla, con un peso de 17,6 toneladas.

La mayor parte de la basura -aproximadamente un 68%- ni siquiera es visible, ya que al menos 4.500 trozos por m2 están enterrados a 10 cm bajo la superficie.

A la isla llegan aproximadamente 13.000 productos plásticos por día. Debido a la lejanía de Henderson, toda esta contaminación plástica viene desde lejos. La gran parte de la basura proviene de barcos de América del Sur, pero también de muchas otras partes del mundo. "Nadie se salva. hemos encontrado botellas de Alemania, contenedores de Canadá y de cajas de pesca de Nueva Zelanda", señaló Lavers.

La cantidad de basura, la clase de objetos encontrados y la proveniencia de los mismos dejó sorprendidos a los investigadores de la Universidad de Tasmania y de la Sociedad Real para la Protección de las Aves de Reino Unido, a cargo del estudio.

Cangrejos durmiendo en tapas de botellas

El estudio encontró cientos de cangrejos ermitaños púrpuras usando frascos de cosméticos de plástico y tapas de botellas como hogar. Lavers comentó que sintió mucha tristeza al ver a un cangrejo viviendo en la cabeza de una muñeca. Las tortugas marinas también se ven muy afectadas por el plástico en la playa y su número se reduce año a año. La investigación también encontró una menor diversidad de comunidades de invertebrados y aves comparado con otras islas del Pacifico. Además de objetos vinculados con la pesca, se encontraron -entre otros- cepillos de dientes, encendedores, cuchillas de afeitar y sombreros de plástico duro de distintos colores.





La conclusión del estudio nos indica claramente que las empresas que fabrican productos de plástico deben ser responsables por todo el ciclo de vida de sus productos. Debemos instar a los gobiernos a tomar medidas de forma inmediata para dejar de saturar nuestro planeta de plástico, tomar soluciones rápidas y rotundas. La contaminación plástica tiene un efecto significativo en la vida silvestre y en los hábitats marinos.

Ningún lugar está a salvo de los plásticos. Ni la isla más recóndita. 


Comenta esta consulta
Entrada anterior

Ecofrog

EcoFrog nace como la solución ecosostenible en el lavado de su ropa que permite ahorrar en agua, mejorar el medio ambiente y evitar la utilización de productos químicos.

Contacto